Posteado por: DeeNR | 8 enero 2013

CES 2013 y sus Smart TV: Una orientación errónea

las Smart TV aún no pasan la prueba de Sheldon Cooper

las Smart TV aún no pasan la prueba de Sheldon Cooper

La ces 2013 está pasando y ya muestras sus frutos en el terreno de uno de los aparatos de mayor uso en nuestra vida: La TV.

A pesar de la gran parafernalia expuesta y luego de una lectura completa de los atractivos pavoneos de cada marca por mostrar el mejor plumaje, no puedo evitar encongerme de hombros y hacer muecas de indiferencia. Estos chicos aún no entienden nada y por eso tendré que esperar a Apple a fin de año, cuando supuestamente lance su reformado AppleTV.

Para entender esta declaración, sólo tomaré un punto de partida con respecto a un lanzamiento que hizo Lenovo en la CES 2012. Por ese entonces, esta casa de ideas, lanzó al mercado el TV Lenovo K91, procesador Qualcomm Snapdragon a 1.5GHZ, cámara frontal de 5mpx, reconocimiento facial, capacidades 3D y Android 4.0 Ice Cream Sandiwch. Si bien no tenía soporte 4K, la suma de estos elementos son la punta del Iceberg necesarios para entender que los elementos presentados, comulgan colaborativamente para potenciar lo único en que los creativos fabricantes de TV no han invertido pese al año trasncurrido: Experiencia de Usuario.

Lanzar nuevos TV al mercado con multiples procesadores, porfiando con sistemas operativos propios y sólo buscando la meta del 4K, que hipnotiza con su espectacular pero insostenible formato por con concepto masificación, es sólo una carrera vacía para mostrar quien es el primero en lanzar cosas inútiles al mercado olvidando el verdadero punto de todo el contexto. ¿Por qué mejorar la TV?¿Cuál es el objetivo de esta mejora? Pareciera ser, que es un escenario similar ocurrido hace 12 años haciendo referencia a la necesidad obsesiva de estar en Internet, sin saber por qué y para qué.

Tim Cook, el actual CEO de Apple, no ha tenido el mejor de los comienzos. Personalmente ha sido blanco de varios Trolleos dignos de ser publicados en sitios de “Jolgorio y ocio digital”, pero al menos una de sus declaraciones es la que tiene el peso suficiente de avalar la postura indiferente ante esta avalancha de gigantismo pixeliano televisivo.

“Cuando entro en mi sala y enciendo la televisión, me siento como si hubiera retrocedido en el tiempo 20 o 30 años”

Esta frase condena a la perfección el universo abandonado de los desarrolladores por comprender el siguiente paso en la evolución de como vemos y consumimos TV. Una TV del futuro no es una que sólo sea delgada, ahorre energía, soporte resoluciones excesivas de píxeles o tenga cámara. Una TV del futuro es aquella que interactúa de manera dinámica con nuestros comportamientos digitales cotidianos en armonía con el conductismo de consumo social ya sea orientado a producto, servicio como también a las interrelaciones personales derivadas de los mismos y en concordancia con el factor de mayor importancia en los medios digitales: El Mensaje. Si obviamos el punto neurálgico, solo tendremos televisores con un montón de cosas decorativas.

Sistema Operativo

Comunicarse e interactuar con algo “parecido” a algo que debiera ser, es un error que limita justamente el campo de las posibles interacciones cerrando además la capacidad de crear nuevos áreas de desarrollo, tanto en investigación, propuestas, como en modelos de negocios, ya sea de consumidores como de oferentes. El open source para las Store que sustentan estos ecosistemas son EL lenguaje correcto para la clave del éxito. Insistir con versiones clonadas propias es limitar y retroceder en el tiempo. Es como si el fantasma de Symbian nos persiguiera forever.

Nuevas Tecnologias

Si los portátiles, ya sean tablets o celulares, se vieron potenciados por una serie de accesorios ¿Por qué las TV no? Los accesorios van en funicón directa de las oportunidades que brinda el desarrollo de software, acompañado de la función específica por la cual fue creado, ergo, es lógico que si abrimos el campo de “las posibilidades” los TV pueden también expandir su universo de funcionalidades a un nivel similar al de nuestros smartphones. Todo esto refuerza al mismo tiempo el cómo vemos TV, y qué podremos hacer a través de ella, impactando directamente en los procesos de preferencias y fidelización de usuarios.

Comunicación

No debemos olvidar que ahora nuestro mundo corporativo-social es bilateral. La comunicación es fundamental antre ambas partes, los usuarios tienen influencia directa sobre las marcas, productos y servicios, por ello, es natural que también el campo de la TV siga con esta tendencia.

Sin embargo, las prestaciones actuales que ofrecen en las TV, no se enfocan en el usuario, solo vienen a subrayar la antigua forma de presentar contenidos a través de una pantalla. Son unilaterales. El hecho que podamos acceder a contenidos perfilados a través de aplicaciones no es la única forma de hacerlo, es sólo un comienzo, pero aún así, esto es un comportamiento que ya tiene 6 años de antiguedad desde el nacimiento del primer iPhone.

Es de esperar entonces, que pese a las atractivas prestaciones de motor de los nuevos televisores, los fabricantes, desarrolladores y creativos se enfoquen en éstos puntos para que en el presente año veamos un verdadero SmartTV, un televisor inteligente y no un arbol de navidad con pantalla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: